jueves, 8 de enero de 2009

Desde Varanasi...


...Suenan las campanas de fondo, la ofrenda del río está empezando.
Esta ciudad tiene magia.Todo lo que pasa al lado del río tiene cierta magia, sin duda...
La vida transcurre junto al agua que fluye(contaminada, pero fluye).
La vida y la muerte...todo a la vez.
Esta mañana me dí otro largo paseo por el Ganges(el Ganga , como le llaman ellos aqui.)
Y muchas imágenes se fijan delante de mi.En mi cámara o en mis ojos solamente.
La que más me impresionó quizás por su contraste, fueron unos niños jugando alegremente en una montañita de arena...
Reían ,hacían montoncitos, se tiraban unos encima de otros. (Me transportó directamnete a mi felicidad en la guardería cuando hacía lo mismo..)
Pero esta imagen era bella, no impactante a priori, salvo por el hecho de que esos niños estaban jugando justo al lado del crematorio, donde varios cuerpos estaban ardiendo a la vista de todos, sobre montones de madera.
Aquí la vida y la muerte van de la mano.Y van con una sonrisa, con naturalidad y sin dramatismos.
Los niños ajenos al mundo, jugaban en sus castillos de arena, mientras los familiares de un muerto se hacían una foto todos juntos, al lado del difunto.
Y seguí paseando:
Un hombre lavaba a sus búfalos dentro del río , con un cuidado especial, digno de un padre con sus hijos, un viejecito hacía una ofrenda y colocaba una vela con flores flotantes, mujeres se lavaban unos metros más adelante, con vestidos puestos, a la vez que un hombre y una niña tendían al sol saris recién lavados, colocando los 5 metros de tela escaleras abajo...
Y los animales tampoco faltan en mi paseo;además de búfalos, vacas, monos, cabras, perros, pájaros, ardillas...
Un perro descansa a mi lado, en la esquinita donde un hombre con barbas larguísimas vende chai (buenísimo por cierto).
Me siento a su lado, y observo la vida pasar...lenta como siempre.
Hoy por fin sale el sol, y lo disfruto.Mis otros paseos fueron con niebla :
Un amanecer cuando llegué de madrugada a esta ciudad, otro paseo con luna llena(casi llena), y desde una barca,también con mucha niebla.
Fueron increibles por la atmósfera que se respiraba, y por el punto de vista único que da ver todas esas luces y hogueras desde dentro del río , con remos lentos y velas flotantes que nos van siguiendo mientras fomulamos deseos...
Con el sol hoy es bello el río tambien, y mi chai en sus orillas me sabe a muchas cosas.
Aquí sentada me siento bien, me siento libre, me siento llena, me siento con aire...feliz.
Olvidarme de todo y observar, simplemente obsevar, me trae todas estas sensaciones.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Siento lo mismo que tú, me transportas, que vivencia mas intensa y......bonita, hasta el chai lo he saboreado viendo el rio con sus velas y flores.
Gracias por comunicarte de esta manera y ser así,transparente y generosa si, generosa..no sabes lo que nos das, estamos contigo. muuuuuuaa. mc

sm dijo...

guapa,no se escrbir como tú.Pero si puedo contemplarte y disfrutar de tu belleza y de la belleza que nos trasmite. Sm