miércoles, 4 de marzo de 2009

Chapati.






...Y ahora que me voy, quien es capaz de quitarle a Rani el perrito (Chapati de nombre), aunque fuera un regalo de alguien especial de España, y enviado a India expresamente para mi.??


Desde que lo vió la niña de la casa, se ha enamorado.


Dicen que los regalos no se regalan...pero siempre hay excepciones, no?


Mirad que ojos tiene!!A mi me tiene conquistá.
Y aunque también es una chantajeadora emocinal de primera, cuando me da besos por sorpresa en las manos, se me van todas las preocupaciones de la cabeza de golpe...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Jeje que curiosidades tiene la vida. Chapati expresamente para ti?? era para la pequeña Lucía pero la forma en que lo mirabas hizo que cambiará de manos, lo ha vuelto a hacer y es que Chapati elige a su dueño como dicen que nosotros elegimos a nuestros padres. Sigue volando bonita!!

agnola dijo...

Por miradas asi trabajo como maestra. No importa lo nerviosa que a veces nos ponen, los gritos que a veces dan, lo duro que es repetir las mismas cosas... te miran asi y ... ya valió la pena esa semana.
Te quiero gordi.

Anónimo dijo...

Que curioso.....como no te va a dar pena irte? con esa mirada tan bonita. El desapego illa que cuesta pero..... asi es la vida, que sigas disfrutando del viaje y....no nos abandones ¡vale! buena ruta y buena marcha. muuuaaaaaa mc

Anónimo dijo...

Rani cuidará bien de chapati,tiene toda la pinta de estar en buenas manos.Seguimos caminando contigo,recorriendo el mundo con tus pies, viendolo a traves de tu mirada. Y nos gusta mucho esa manera que tienes de mirar y de llegar "más allá" que la mayoría.¿Hacia donde van tus pasos ahora?. Sigue caminando, pero cuidate mucho. Te queremos. Pequeluz

anita maya dijo...

si que tiene unos ojos bonitos...cómo me gustan las fotos...pocas personas saben captar el momento más bonito ...de los miles y miles que hay.....

Miguel Ángel Maya dijo...

...He llegado tarde a este blog, y anoche releí tus andanzas desde el principio, y, como siempre que alguien cuenta lo que le va pasando cuando llega a sitios desconocidos con la mochila a la espalda, desde Homero hasta hoy, es una experiencia estremecedora y maravillosa...
...Besos...

Ál dijo...

quien le dice que no con esa mirada :)

un beso grande bonita