lunes, 11 de mayo de 2009

Un deseo naranja...


...Puse en el mar una de esas preciosas flores naranjas que siempre me encuentro en la playa por el suelo, con un deseo y una petición al universo:

Que todo lo que estoy aprendiendo cada día, de mi cuerpo, de mi mente, mi corazón , mi condición fisica y acerca de todas las cosas que me están ayudando a mejorar no sirvan unicamente para beneficiarme a mi , y mi experincia pueda servir y ayudar a muchas personas más.
A los niños que nacieron con mi enfermedad, a los mayores que luchan cada día, y a las personas que les toque de una manera u otra todo lo que pueda aportar.
Y que el yoga que estoy practicando pueda ser una buena herramienta también para transmitir estos deseos...
De momento soy una principiante con muchas ganas de aprender.
Ojalá llegue el día que también pueda ser maestra para dar todo lo que recibo cada día...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya eres nuestra maestra preciosa!!!
Besazos.
Cris

Anónimo dijo...

Ya estas siendo maestra!!!

Anónimo dijo...

Desnuda... me gusta verte desnuda. Saberte.(dicho de esta manera despojo lo erótico que pueda tener tu desnudez).

Hablo de lo desnuda que vas con tu cámara y tus ganas de vivir por no sé dónde, por donde vuelas.

Enamora tu inquietud, tu saber, tu viaje. Continúa.

E.

*Para mi también fue hermoso reencontrarte.

agnola dijo...

Jiijiji... mira que las flores son preciosas... pero yo no puedo mirar a otra cosa que.. a esos pies... qué feos, jajjajaja!!! un toque de humor (perdón). Muac