domingo, 10 de mayo de 2009

Yoga en el mar ...


3 comentarios:

an?nimo dijo...

Parece increíble que las distancias no existan a la hora de escucharnos por teléfono: como que estábamos como si fuese con un tabique por medio...
¡qué alegría, mariposa bonita, oirte, sentirte, verte a través de tu voz...!
¡¡¡vuela, vuela!!!

agnola dijo...

creo que esta foto me la voy a poner de fondo de pantalla este mes de estres en el cole. Asi, haré uffffff y trataré de relajarme y seguir adelante...

Silvia Willy Fog dijo...

hola mariposa! soy Silvia, una enfermera española que trabaja en Londres y que tiene intencion de hacer la vuelta al mundo pronto. encontre tu blog, te voy siguiendo, me encanta, digno de admirar, gracias por hacernos sentirnos vivos a los que seguimos con nuestro dia a dia en ciudades megadesarrolladas que tienen de todo pero que en fondo nos hacen sentir vacios. un abrazo