domingo, 28 de diciembre de 2008

Esperando sin esperar...


No os ha pasado alguna vez que el reloj va más lento cuando esperas a alguien?
O que no estás impaciente, pero justo los ultimos minutos pierdes la paciencia??
A mi sí.
Y Como yo ya sabía que esto pasa, hoy quería despistar al reloj y al tiempo, y despistarme a mi misms haciendo mil cosas, menos esperar...

Pero después de haber dormido hasta las tantas, haber caminado, haber montado en bici, visitado no sé cuantos templos, haber meditado un buen rato, conversado con un montón de lugareños, haberme jartao de hacer fotos (incluso de posar para alguna, como especimen disfrazada de india que les llama la atención ), visto un montón de puestecitos de la comunidad tibetana que viven aquí, y volver lentamente a casa ya de noche, con mi bici en una mano y con un megamix de frutos secos recién tostados en la otra (de los que sólo conocía los garbancitos)....no me quedaba más remedio que preguntar...

-¿Ha llegado ya ??...
Y por la cara de todos no hace falta ni que contesten...

Y aunque he disfrutado mucho el día , y he estado esperando sin esperar...al final, me he sorprendido a mí misma esperando un poquito, sin querer....

2 comentarios:

Anónimo dijo...

todo llega, ya lo sabes. muac! Agnola

agnola dijo...

Que ilusión conectarme a la vez que tú.Pensamientos cruzados, compartidos. Increible, eh? espero que te guste lo que ha de llegar.